Todo lo que debes saber sobre la nube y el NAS para mantener seguros tus archivos

¿Qué es la Nube y para qué sirve un NAS?

La principal característica de la llamada “nube” es que puedes almacenar y transferir datos utilizando Internet y no tu ordenador. Entre los más populares están Google Drive, Apple iCloud, Dropbox o Microsoft OneDrive. Cuando accedes a un servicio en la nube, puedes acceder a los datos que has generado o recibido, ya sea en tu portátil o en tu dispositivo móvil. Como la nube te permite acceder a tus propios datos desde casi cualquier dispositivo, puedes escribir un documento en Google Docs desde tu portátil en casa, editarlo en el tren usando tu teléfono móvil y terminarlo en el hotel usando el ordenador de tu habitación. En lugar de tener un solo escritor para un documento, puedes tener tantos como quieras.

Un Network Attached Storage o más conocido como NAS, es un dispositivo de almacenamiento, pero se diferencia del disco duro convencional, ya que el NAS permanece conectado a la red, por ello muchos usuarios conectan sus datos a este dispositivo y prescinden de plataformas convencionales, como las citadas anteriormente.

El funcionamiento del NAS es muy simple, lo único que tenemos que hacer es instalarlo en algún lugar de nuestro hogar, configurarlo y enlazarlo con nuestros dispositivos, para poder acceder a este siempre que nos sea útil. Una vez realizados estos pasos ya podríamos disfrutar de este y de sus múltiples funciones. 

De forma general, este NAS cuenta con un sistema operativo propio, en el que podemos guardar fotos, videos o documentos, pero no solo almacena información, sino que también tiene otras funciones. Un ejemplo de estas,  sería la de crear una biblioteca de música, para posteriormente traspasar de iTunes a este NAS todo el contenido y así no tener el acceso a este mediante Apple, sino tenerla disponible a través de la biblioteca creada. Este ejemplo es aplicable también a películas, imágenes o grandes documentos, pero esta es solo una de las diversas funcionalidades que ofrece este tipo de dispositivo. 

¿Qué significa que un NAS tiene función de sistema operativo propio?

El NAS no es un ordenador propiamente, pero casi, aunque cuenta con un procesador algo más ligero y con un consumo algo menor, pero en cuanto a componentes, es bastante similar. Ya que ambos cuentan con memoria RAM o un procesador, elementos característicos tanto de los ordenadores como de los dispositivos NAS. 

Los NAS, al contar con un sistema operativo, tienen la capacidad de gestionar y organizar muy bien la información, que puede proceder tanto de empresas como de un uso personal, y a la vez tiene un seguido de funciones, que a continuación veremos con más detalle: 

  • La primera función es la de otorgar acceso o restringirlo, a otras personas que puedan interactuar con este NAS, sobre un seguido de carpetas o documentos específicos. Esto es muy bueno para la gestión y organización interna de una empresa, a la cual muchas personas pueden acceder.
  • También se usa a menudo para montar VPN’s, utilizando mayormente este rasgo para que los trabajadores que no estén en la oficina central trabajando, desde su casa, puedan tener acceso a los datos almacenados.  
     
  • Al contar con un software, mucha gente lo usa para hacer backups o copias de seguridad. Y ya aprovechando que hablamos de copias de información, vemos también muchos casos en los que se usa el NAS como medio de transmisión de estas copias de seguridad, de un dispositivo a otro, para que la información no se llegue a perder. 
  • También, muchas empresas aprovechan esta capacidad de almacenamiento tan extensa para usar un NAS como hosting de la página web, puesto que cuenta con programas como Apache, WordPress o Moodle.
  • Otras empresas lo usan como medio de comunicación y por ello crean chats, es decir, el propio NAS incluye algo similar a lo que conocemos como la app de WhatsApp, la cual almacena de forma privada la información de la empresa, ofreciendo así una mayor privacidad.   
  • Muchas empresas, en concreto las de videovigilancia aprovechan la gran capacidad de almacenaje, para guardar todos los films. Esto con el fin de almacenarlos, por dos meses, por si posteriormente han de ser analizados en caso de incidente. 

¿Cómo puedo usar un NAS a nivel de usuario? 

Al ver los anteriores ejemplos nos puede surgir la pregunta de, “¿Podré usar un NAS para mi uso personal?” Pues la respuesta es, sí. Por supuesto que no tiene que ser una empresa para poder usar un dispositivo como este, ya que en este se puede almacenar contenido a nivel de usuario individual. Podemos usar un NAS en casa, como fuente y almacenamiento de datos. Por ejemplo, podemos ver una película en el salón usando este dispositivo, a la vez que otro usuario está reproduciendo música de una biblioteca creada, también, desde este software.

¿Qué tipos de NAS hay y qué configuraciones se les puede dar?

Es evidente que en función del uso que le demos, optamos por un tipo de NAS u otro, pero a grandes rasgo aquí podemos ver unos ejemplos: 

  • NAS básico, el cual cuenta con un único disco duro de la amplitud que el usuario requiera. 
  • NAS con dos bahías, es decir, tiene la capacidad de integrar dos discos duros, en vez de uno solo. Con este tipo de NAS, podemos llevar a cabo un ride, es decir, implementar dos discos duros con la misma capacidad. Para entenderlo mejor veamos un ejemplo: 

Tenemos un NAS que cuenta con 2 discos cursos de 1 TB, cada uno. Y la función que va a tener uno de ellos, no será la de sumarse al otro, para crear un NAS de 2 TB, sino que uno de ellos llevará a cabo la función ride o espejo. Esta función espejo se lleva a cabo cuando al disco duro principal le llega una información de almacenaje, y por ende el otro que funciona como espejo, copia los datos. Todo esto con la finalidad de que si en algún momento alguno de los dos se estropea, no se llegue a perder toda la información recopilada. 

  • NAS para expandir o ampliar la capacidad de los discos duros, como por ejemplo, pasar de tener 1 TB a 4 TB. Esta función es tan sencilla como quitar uno de los discos duros de 1 TB, introducir el nuevo de 4 y el software de forma automática detecta un cambio en el espacio y procederá a traspasar toda la información al nuevo disco. 
  • NAS con 4, 8 o hasta 16 bahías, con lo cual el almacenamiento respectivo, será mayor en cada caso. 

¿Qué debo tener en cuenta al comprar un NAS?

Principalmente, lo que tenemos que tener en cuenta es el espacio, que como ya hemos explicado anteriormente, que en función del uso/almacenamiento que queramos darle, deberemos tener en cuenta unos aspectos u otros.

  • Para un uso personal en el que, aparte de almacenar documentos o ficheros, también se van a reproducir canciones o películas, lo recomendable sería contar con un procesador avanzado y con una RAM elevada. 
  • En caso de ser para una empresa, al no tener que reproducir nada y solo guardar datos, tanto el procesador como el RAM, pueden ser algo más normales, puesto que es más laborioso procesar videos que documentos. Pero en caso de que la empresa se dedique al sector de la videovigilancia o quiera implementar un hosting dentro del NAS, sí que sería considerable obtener uno con una mayor capacidad de rendimiento.
  • Otra recomendación, sería no salirse de las marcas más reconocidas como lo son ahora, Kunap o Western Digital, puesto que de estos hay mucha más información y el cliente en caso de tener alguna duda puede contar con una mejor asistencia. 

En cuanto a los discos duros, ¿qué debemos tener en cuenta? 

Cualquier disco duro es adecuado, pero tenemos que tener en cuenta que lo apropiado sería adquirir uno o varios, los cuales están hechos específicamente para el trabajo con NAS. La gama de discos duros, red, de Western Digital, son específicos para esto, puesto que cuenta con una serie de ventajas, como por ejemplo la indexación de datos automática, entre otras. 

Otro dato a tener en cuenta es la vida del disco, puesto que todos  estos tienen una duración límite, por ello nos convendría adquirir uno el cual cuente con una larga duración, aunque por ende el precio aumente.

¿Entonces, cuál es la diferencia entre un disco duro externo y un NAS?

Un disco duro es un dispositivo de almacenamiento externo, el cual conectamos a un dispositivo, transferimos datos y estos quedan guardados en este. Y, por otro lado, con el NAS, podemos acceder siempre que queramos de forma directa a los documentos y podemos otorgar o restringir permisos a ciertos documentos, entre otras acciones. 

La adquisición de un NAS, tanto a nivel personal como a nivel de empresa, va a suponer el bienestar de tus datos y la sencillez de acceder a estos, siempre que queramos de forma multitudinaria o individual. 

Finalmente, cabe destacar que este nos permite realizar múltiples funciones, aparte de almacenar datos, a las cuales podemos sacarles mucho partido y tener siempre a nuestra disposición toda nuestra  información. 

¿Todavía no te ha quedado claro? No te preocupes, puedes consultar con TAU Servicios Informáticos y te asesoraremos de manera totalmente personalizada. Analizaremos qué necesidades tienes y así poder recomendarte la mejor opción.

Además, en nuestro podcast «Lo que me han ConTAU» número 10, hablamos del tema, si te interesa, recupera el audio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contactar / Soporte

Contactar por correo

También puedes usar el siguiente formulario para contactar con nosotros.



Aceptar la Política de privacidad

Introduce el captcha

Tickets de asistencia técnica

SOPORTE TÉCNICO